Carcassonne en fin de año. El principio del fin.

Aquí otro viaje bueno, bonito y barato. Y especial. Porque es el viaje de fin de año. Sí, así es, fin de año. En la vida todo es cuestión de elecciones y preferencias, y nosotros hemos preferido - éste será el tercer año - viajar en diciembre antes que quedarnos en casa con los amigos o la familia.

¿Cuáles son las razones? Principalmente, porque es un día del que difícilmente puedes librarte de salir por ahí y gastar dinero. Segundo, porque viajar en fin de año es muy barato; sí, lo es... a no ser que vayas a Times Square a ve tocar las campanas, y no será porque hay días al año para ir allí... Y tercero, porque viajas casi sólo. Esto último lo sabemos ahora, a posteriori, ya que no creímos que todos los lugares estuvieran tan desiertos en esas fechas.

Bien, a lo que vamos. No contándoos aún el primer viaje, que será en próximas entradas, os vamos a explicar qué hicimos este fin de año, cómo y por qué.

Este viaje tiene algo especial, y es que no somos dos, sino 4. Tiene sus ventajas y sus inconvenientes ir con más gente. Las ventajas: compartes más gastos y te sale más barato. Inconvenientes: no siempre se está de acuerdo en todo; pero hablando se entiende la gente.


Después de la gran experiencia que tuvimos Juanjo y yo al celebrar el fin de año por esos mundos - una ruta desconocida por Aragón - mi hermano - habla Marina - nos comentó si queríamos ir a París a pasar el fin de año con él y su novia. No será por ganas de ir a París, pero creo que esas fechas son las menos indicadas para visitar ciudades como la aquí mencionada, porque todo el mundo quiere besarse bajo la Torre Eiffel al sonar las 12 campanadas y esas cosas que hacen la gente normal. De este modo, argumentamos que no nos parecía un destino acertado por razones como ésta y, también, porque el presupuesto se nos iba de las manos. No queríamos gastarnos más de 100€ - anda flipaos ¡dónde vais! - y esto, en este plan, era imposible. Bien, entonces... ¿qué hacemos? La novia de mi hermano quería salir de España, a Juanjo y a mí nos daba igual porque mientras nos lo podamos permitir... vamos donde sea. Mirando por aquí y por allá, teniendo en cuenta que íbamos a ir en coche pues... claro... que no sea España y esté cerca de nosotros sólo hay dos opciones: o vamos a Andorra, o a Francia. Obviamente, elegimos lo segundo. De acuerdo, tenemos país fijado. Y, ¿a qué parte de Francia nos dirigimos? Otra vez tenemos que mirar el presupuesto, además del tiempo que vayamos a estar fuera porque, recordad amigos, que el coche no es nuestro, sino de los padres de Juanjo, por lo que no nos lo podemos llevar durante mucho tiempo. Buscamos un lugar bonito, que esté relativamente cerca y en Francia. Y... ¿qué tal Carcassonne? ¡Aivá! Sí, ¡Carcassonne! Víctor - mi hermano - vota afirmativo, yo, obviamente, voto afirmativo; Juanjo mira raro pero... vota afirmativo y Raquel - mi cuñada - vota lo que queramos mientras esté fuera de España y haya mercado navideño. Pues hala... Ya tenemos destino. A partir de aquí... empieza lo bueno. 

Estamos a principios de diciembre, así que tenemos que cuadrar fechas. Tenemos concierto, Raquel trabaja... bueno, un lío y de los gordos. Después de hablar y consensuar - no tardamos más de una hora - decidimos lo siguiente viajar del 29 de diciembre al 1 de enero, que después ampliamos hasta el 2 de enero - pero esto ya viene más adelante. Lo primero que hacemos una vez decididas las fechas es encontrar alojamiento. Buscamos por trivago, pero no había habitaciones para más de 2 personas - ahora sí da la opción -, por lo que nos fuimos directamente a Booking. Introduje las fechas, y nos salía una opción de apartamento, en las mismas murallas de la Cité, para 4 personas por unos 140€ las 3 noche, y los 4. ¡¿HOLA?! Hacemos cálculos y sin pensarlo, reservo habitación. En booking - información adicional - no te cobran comisión normalmente por reservar, además, se podía cancelar la habitación hasta el día anterior. Ya tenemos habitación reservada... ahora, a preparar todo lo demás.

Empecé a buscar información para hacer la ruta, teniendo en cuenta varios factores:


  1. meteorología: no tenemos cadenas, por lo que la nieve era un peligro
  2. recorrido interesante: antes de llegar al destino final pararíamos en mil lugares, para aprovechar el viaje


Por lo tanto, quedamos en ir por la costa - un par de días antes de salir - ya que amenazaba la nieve y no queríamos jugárnosla - aunque después no nevase. Os recomiendo, por lo tanto, tener varias opciones de viaje y de visita antes de salir de casa. No me gusta ir a los lugares sin nada planeado, ya que tenemos poco tiempo y queremos aprovechar al máximo. Así, en el momento inicial teníamos lo siguiente:

Lugares a visitar (seguros):


  • Narbona
  • Carcassonne
  • Castillos cátaros

Lugares posibles a visitar:


  • La Seu d'Urgell 
  • Minerve
  • Beziers
  • Perpignan
  • Figueres
  • Foix
  • Mirepoix

Lugares que visitamos finalmente:
  • Besalú
  • Narbona
  • Carcassonne
  • Limoux
  • Alet-les-bains
  • Rennés-le-Chateau
  • Peyrypertuse
  • Queribús
  • Toulouse
  • Cordes-sur-ciel
  • Albí
  • Vielha
  • El Pont de Suert

Aquí es cuando viene la segunda parte del viaje. Teníamos que hacer tres noches, pero tras deliberaciones varias, y ya que estábamos allí, decidimos incluir una noche en Toulouse, ya que encontramos un apartamento barato para 4 por 50€. Es en este punto en el que introducimos Cordes-sur-Ciel y Albí como parte del recorrido, pero esto quedará explicado en sucesivas etapas.

Ahora vamos a lo interesante. Costes del viaje:

Hoteles: 
  • Carcassonne: apartamento para 4, tres noches: 144€ (tasas locales incluídas)
  • Toulouse: apartamento para 4, una noche: 50€ (tasas incluídas)
Transporte:
  • Teniendo en cuenta que en Francia la gasolina es un poco más barata, salimos a unos 40€ por cabeza. Utilizamos sólo el coche.
Alimentos:
  • Comimos generalmente en el apartamento, elemento fundamental para poder estar 5 días fuera de casa a un precio más que razonable. En Toulouse comimos dos días, pero algo barato. Nos gastamos 20€ por cabeza en el supermercado y llenamos el maletero del coche con la comida para preparárnosla allí.
  • Aquí pueden haber divergencias en las opiniones, teniendo en cuenta que viajar es también disfrutar de la gastronomía de los lugares, pero en nuestro caso, preferimos visitar esos lugares y disfrutar de la comida en casa.
Entradas:
  • El castillo de Peryepertuse y Quéribus: 5€ con carné de estudiante.
  • Castillo de Carcassonne: 10€ (zasca). Menores de 25 gratuito. 
  • Todo lo demás, gratuito.

Pusimos un bote de 110€ por cabeza al inicio del viaje. Más o menos acabaríamos gastándonos - contando souvenirs y demás chorradas - 140€ por cabeza - al alza.


Kilometraje:

Fueron un total de 1550km en 5 días. En las sucesivas entradas se detallarán km etapa por etapa.


¿Dónde encontramos qué ver?

Las páginas turísticas de Francia son una maravilla. Tienen información sobre millones de cosas y, además, sólo con hacer click te dan ganas de irte allí inmediatamente. Tienen muchísima información, muchas rutas y, además, dan muchas facilidades para que puedas acceder a la información de la mejor manera posible. 

Me puse manos a la obra y empece el trabajo de campo investigando, y partiendo desde Carcassonne y Narbonne, cosas para ver. Los castillos cátaros eran parada obligatoria y acabé navegando por la página web de turismo de la región del Aude. Si pincháis en el enlace, os aparecerá la página mencionada, en la que podéis pedir folletos físicos para que os manden a casa - lo hacen rápidamente y sin coste alguno para el usuario. Lo mismo me sucedió con la página de Sud de France, en la que pude pedir también folletos y revistas para que me mandasen a casa. Tras esta experiencia, me metí en todas las páginas de oficina de turismo de los lugares a los que íbamos a visitar. La página web de Perpignan te da también la opción de pedir folletos. así como sucede también en Narbona (suele dar error la página, por lo que les mandáis un correo electrónico, y listo). Toulouse no tenía esa opción, pero mandé un correo electrónico para solicitarlos. Debo decir que aquí no me mandaron la información a tiempo, ya que lo recibí al volver de las vacaciones, por eso es recomendable hacerlo todo con la mayor celeridad.

Todo lo que recibí...
Y así, con casi todas las cosas preparadas... ¡podíamos ya iniciar nuestro viaje!


Los links de las etapas del viaje:

Entradas Populares