Jaca - preparación (primera parte)

(veréis que algunas palabras aparecen en otro color al del texto principal: son los enlaces directos a páginas que tienen información relacionada con el término)

Verano de 2013. Has preparado un viaje espectacular a Sarlat para tu novio - a.k.a Juanjo -, haciendo un esfuerzo económico porque vas a pagarlo todo. Tienes todo ahorrado, el mapa marcado con todos los lugares a visitar, información venida de Francia... Pero los designios de la vida son fatales, y aparece la convocatoria de oposiciones el mismo mes de julio. Más horas de academia, más horas de estudio... adiós Dordogna.
Creo que ésta debe ser una de las situaciones que más cabrean en la vida: estar a puntito de ir de viaje y tenerlo que cancelar. El enfado es monumental, pero mayor es la decepción. Así, resignados ambos, nos quedamos sin vacaciones y sin nada.


Decidimos el lugar

 

Pero no hay mal que por bien no venga, o eso dice el refranero popular. Después de mucho tiempo intentando convencer una servidora a Juanjo para hacer una escapada a los Pirineos, decidimos subir hasta ellos, visto además - en próximas publicaciones - que nos quedan pocos lugares asequibles para ir en un fin de semana y poca pasta. Decidimos, de este modo, nuestro nuevo destino: Jaca ¿Pero qué vais a hacer en Jaca? Diréis algunos. Pues muchas cosas. Ya empezando, vamos a disfrutar del camino. Porque siempre hay que disfrutar del camino, y más en situaciones como la nuestra en las que tienes poco tiempo y poco dinero y no puedes extender mucho la estancia, de modo que todo aquello interesante que te encuentres hasta tu destino, bienvenido sea.

Preparación del viaje


Esto se nos ocurre un jueves, y lo preparamos para el sábado. Nunca hemos buscado un viaje con tanta celeridad. Así que sacamos nuestro armamento pesado: webs de descuento y buscadores de hoteles. En nuestra web de descuento fetiche no encontramos nada, de modo que nos vamos directamente a nuestro buscador de hoteles fetiche, en el que sí encontramos algo que se ajuste a nuestro presupuesto. Tenemos varias opciones: alojarnos en la misma Jaca o también podemos elegir irnos a uno de los pueblecitos de la zona. La oferta, dada la inminencia del viaje y las fechas - principios de agosto -, no es demasiado amplia. En el buscador encontramos una oferta con desayuno en un hotel de Jaca por 40€. El buscador nos dice: nos quedan pocas habitaciones ¡Ja! Pensamos nosotros, no nos vas a engañar. Así que seguimos mirando. Al final, decidimos que la mejor oferta es la anterior, la del ¡Ja!. Pues ahora es el buscador el que nos jaea a nosotros: la oferta se ha agotado, en unos 10 minutos ¡¿Pero cómo puede ser?! ¡¿No era ésta una estrategia de marketing?! Pues no señores, parece ser que no... que es verdad. ¿Y ahora qué? Todos los hoteles que restan son carísimos - siempre desde la perspectiva de pobreza de nosotros humildes viajeros -, y no nos convence irnos a un pueblo perdido por ahí si lo que queremos es visitar también la ciudad de Jaca. Bueno... miramos la página del hotel con mejor oferta en el buscador y encontramos que tiene aún habitaciones libres. Descubrimos que tenemos una media pensión por 59 euros. Hacemos cálculos y vemos que es lo más rentable y, teniendo en cuenta que va a ser una sola noche, nos damos el capricho.
(Pensaréis que 59€, media pensión, no es nada caro. Y sí, estamos de acuerdo, no lo es. Pero tendréis en cuenta también que intentamos no pasar de los 40 por noche, y si hay desayuno... hemos estado en hoteles por 25€ la noche - en próximas entregas - los dos con un desayuno más que correcto)
Por fin tenemos el hotel. Ahora vamos a ver qué haremos en Jaca. Sabemos que tiene la ciudadela, y que está a los pies de los Pirineos. Entramos en la web de turismo y descubrimos porque no hay casi oferta hotelera en la ciudad: se está celebrando el Festival Folklórico de los Pirineos. Vaya, qué interesante. Miramos el programa: hay conciertos, pasacalles... Pues que bien... va a estar animada la cosa. Vemos que Jaca tiene un centro histórico bastante agradable y una catedral románica que parece quitar el hipo. 
Y de camino... ¿qué vamos a ver de camino? Situamos Jaca en el mapa y también nuestro punto de partida. Hay algo que nos parece imprescindible visitar ya que llevamos mucho tiempo queriendo ir allí: el castillo de Loarre. Añadimos además, para la ida, Alquézar, un pueblo medieval bastante pintoresco y que nos da muy buenas vibraciones. También sumamos a la ruta Aïnsa que ha sido recomendada por unos colegas nuestras en varías ocasiones. De modo que nuestra ruta queda configurada de la siguiente manera:

Sábado 2 de agosto de 2013 
  • Salida a las 09.00 h de la mañana desde Traiguera.
  • Parada en Lleida para estirar las piernas.
  • Alquézar y comida.
  • Castillo de Loarre.
  • Llegada a mediados de la tarde a Jaca

Domingo 3 de agosto de 2013
  • Salida de Jaca hasta Aïnsa, con alguna parada por el camino a determinar.
Este es nuestro planning inicial, aunque el domingo vamos a variar alguna cosa por las recomendaciones en la oficina de turismo de Jaca.


 Presupuesto

  • Hotel: 59€
  • Gasóleo:65€
  • Comidas: traemos preparada de casa la comida del sábado y unos bocadillos para el domingo. Aunque hacemos alguna tapa, café y cerveza en Jaca, vamos a poner de presupuesto 20€.
  • Entradas a los sitios: 6,60€ (descuento estudiantes) por el castillo de Loarre.

Total: 154€ 2 personas (77€ por persona)

Distancias

Hay un total de 880 km +/- en la ruta inicial. Como ya se ha dicho, cambiará un poco a partir del segundo día. 
  1. Traiguera - Lleida: +/- 180 km
  2. Lleida - Alquézar: +/- 85 km
  3. Alquézar - Loarre: +/- 77 km
  4. Loarre - Jaca: +/- 71 km
  5. Jaca - Aïnsa: +/- 72 km
  6. Aïnsa - Traiguera: +/- 292 km

 

Hasta aquí los preparativos. En la próxima entrada, la primera etapa del viaje: de Traiguera hasta Jaca.

En los siguientes links tenéis las etapas del viaje:


Entradas Populares