Miravet - Calaceite - Cretas (Rutas por España I)

Vamos a confesároslo: somos muy domingueros. Nos encanta acostarnos un sábado y al día siguiente coger el coche - o la furgoneta - e irnos por ahí a ver cosas. Tenemos la suerte de tener cosas preciosas al lado de casa, como El Maestrazgo o Les Terres de l'Ebre, por lo que es fácil disfrutar de una buena ruta en un solo día. A veces se nos va la pinza y hacemos un montón de kilómetros, pero es que empiezas a planear y buscar qué ver... y se te va de las manos.


Ésta va a ser la primera de una serie de entradas en la que os vamos a explicar cómo disfrutar de lo cercano sin gastar mucho - traer la comida de casa, por ejemplo, o buscar los días de entrada gratuita a los monumentos.

Así, empezamos con la primera, aquí el relato:




Junio de 2013. Los padres de Juanjo tienen ganas de salir por ahí: os invitamos a comer, dicen. ¿Y dónde vamos? Preguntamos. Porque ya que salimos... salgamos. Se me ocurre mencionar Miravet, pueblo al que le tenemos ganas desde hace tiempo. Juanjo me mira extrañado, pero su padre dice: siempre he querido ir a Miravet, y el día que íbamos a visitarlo con los amigos, Juanjo se puso malo. Aunque la historia es un poco más heavy, sus amigos tuvieron un accidente con la furgoneta - aparatoso, pero no grave. Bien, ya tengo al suegro convencido, ahora la suegra... que le da igual, mientras salgamos a comer por ahí. Así, el día 30 de junio de 2013 nos levantamos pronto y vamos hasta Miravet.

Castillo Templario (de la web de Miravet)

Pas de Barca
Y os preguntaréis: ¿qué tiene Miravet? Pues muchísimas cosas. La primera de ellas, unas vistas hasta su llegada increíbles. Lo segundo: el Pas de Barca. Que... ¿qué es el Pas de Barca? Pues un transbordador que te permite cruzar el río Ebro desde la carretera C-12 (Eix de l'Ebre) y la localidad de Miravet. Caben hasta tres coches en la embarcación, y va sin motor, como antaño. Si quieres llegar a Miravet por carretera, tienes que irte un poco más lejos o dar la vuelta por detrás. Os recomiendo que si visitáis la localidad, disfrutéis del Pas de Barca, porque es una experiencia fantástica. 
Bien, ¿qué más tiene Miravet? Pues tiene un castillo Templario muy interesante, y un casco antiguo precioso colgando hacia el Ebro, y unas callejuelas y un ambiente geniales. Así, a grosso modo, es todo lo que podemos encontrar en Miravet.



Pas de Barca

Una vez llegados allí, lo primero que hicimos fue ir hasta el castillo y visitarlo - una hora más o menos. Con carné de estudiante tienes descuento, y si eres jubilado - como mis suegros - entras gratis.

Ruta senderista

Después del castillo dimos una vuelta por el pueblo y nos fuimos a comer. Id pronto a coger mesa, porque la localidad se llena de gente que van a practicar actividades por el río, y hacen rutas senderistas, por lo que el pueblo está repleto de gente.

Vistas desde el castillo sobre el río Ebro

Miravet desde la otra orilla (foto: web ayuntamiento Miravet)

Después de comer, y como era aún pronto, decidimos no marcharnos ya directamente a casa - acabáramos -, de modo que ponemos el coche modo explorador y acabamos en Calaceite. Calaceite puede que os suene ya un poco más, porque se ha convertido en uno de esos Pueblos más bonitos de España - y con razón. 

De la web Los pueblos más bonitos de España
Calaceite es una localidad con muchísimo encanto. Tanto encanto que no puedes aparcar en el núcleo urbano - genial iniciativa. Tanto encanto que, cuando te vas acercando, y viniendo desde Les Terres de l'Ebre, ves encaramado a la montaña un pueblo bellamente construido, armonioso... precioso. No lo visitamos como es debido ya que no dependía sólo de nosotros - nos queda pendiente otra visita hasta allí.

Después de Calaceite nos fuimos hasta Cretas, que estando ahí al lado nadie conocía. Cretas es un Calaceite en pequeño, precioso también. Y si no, mirad que rincones tiene:



Cretas tiene muchas cosas que visitar, entre ellas un poblado Íbero. Pero lo mejor de Cretas - o Quereta - es pasear por sus calles y disfrutarlo.


Nuestra ruta fue la siguiente:





Claramente - y racionalmente - podéis dividir esta ruta en dos o tres, no es necesario hacer todo el kilometraje: por una parte Miravet, y por la otra Calaceite y Cretas. 


Entradas Populares