Ruta por la Tinença de Benifassà

Las cabras tiran pa'l monte, o eso dice el dicho popular. Pues a nosotros también nos gusta el monte y por eso vamos a él. La ruta que hoy os traemos nos llevará hasta uno de los parajes naturales más increíbles que podemos encontrar en nuestra zona [Castelló]: se trata de la Tinença de Benifassà.




Salimos un domingo a las 7.30 de la mañana nos subimos a la furgoneta con un buen bocata para comer y empezamos la aventura.




La maravillosa y espléndida Tinença de Benifassà, es un parque natural que se encuentra en la provincia de Castelló. Información sacada de la pàgina oficial de la Generalitat Valenciana:

El Parque Natural de la Tinença de Benifassà se declaró en mayo de 2006, abarcando unas 5.000 hectáreas, contenidas en las casi 26.000 del Plan de Ordenación de Recursos Naturales. Se encuentra en la comarca histórica del mismo nombre, que comprendía las poblaciones de la Pobla de Benifassà, Coratxà, Boixar, Fredes, El Ballestar, Bel y Castell de Cabres.

Además, por su elevado valor ambiental y por la continuidad de hábitats se incluye el término de Vallibona. El abrupto relieve de este macizo, fruto de la confluencia de sistemas montañosos con diferente orientación, unido a la labor de generaciones de pobladores con sus usos tradicionales tiene como resultado un territorio de paisajes grandiosos y elevada biodiversidad.

Existen numerosas rutas para poder disfrutar del parque - siempre respetándolo - y aquellas que aparecen en la web de la Generalitat están muy bien indiciadas. Nosotros hemos hecho una de éstas, saliendo desde la población de Fredes, y sacamos la información de la página web de La Pobla de Benifassà. La ruta aparece en la página web de la GVA como ruta roja y en la web de la Pobla como fredes-portell_de_linfern-salt_de_robert. La ruta es de dificultad alta, aunque nosotros no estamos demasiado fuertes y la soportamos bastante bien. Se necesitan mínimo 3h30', mucha agua y una cámara de fotos para poder guardar un poquito de tanta belleza.

Tenéis que dirigiros hasta la localidad, como ya se ha dicho, de Fredes, pedanía de la Pobla de Benifassà. El camino hasta allí es impresionante, ya que una vez pasada La Senia, se abren las puertas de la Tinença, y os encontraréis, primero, con el Embalse, que ya va haciéndonos una idea de lo que vamos a ver. Como ha llovido poco este invierno, está a medio gas, pero igualmente es de una belleza soberbia. Ya que hablamos de él, deciros que se puede navegar por el mismo y bañarse, además de haber espacios adaptados para poder comer y descansar, un restaurante, camping...

Para poder llegar a Fredes, debemos seguir dirección a La Pobla, hasta que nos encontramos con una señal a la derecha que nos indica el camino hasta el pueblo. Veréis que aparece indicado el Monestir de Santa Maria de Benifassà, empezado a construir en el s. XIII. Este monasterio sólo se puede visitar los jueves de 13.00h a 15.00h, y sólo la parte de la iglesia. Si intentáis acercaros fuera de ese horario, no vais a ver más que la muralla. Ahora bien, cuando subáis hasta Fredes y a medida que vais ganando altura se puede observar la construcción perfectamente:

wikipedia
La subida a Fredes se hace un poco cuesta arriba, no por los metros que se ganan, sino por las curvas que hay (la carretera está en buen estado). Una vez llegados al pueblo, aparcamos - no es demasiado grande - y seguimos las indicaciones de la ruta - mucho mejor si os imprimís el mapa, aunque después uno descubre que no tiene pérdida.

Ruta larga - Ruta corta
La ruta tiene dos posibilidades, una larga, de casi 12km y una corta, de unos 8km. Nosotros hicimos la corta, porque no teníamos demasiado clara como iba a ser la larga y el día se suponía que iba a ponerse lluvioso a partir de las 12 de la mañana. Aunque no fue así, estuvo nublado - punto para nosotros, que no notamos para nada el calor.


Impresiones de la ruta

Nos encantó. Punto.

Las vistas son geniales, el recorrido es perfecto. Aunque la variante corta tiene una bajada un poco más pronunciada, en la que las rodillas pueden resentirse un poco, el pinar por el que desciendes elimina todo lo negativo. El momento de subida puede que sea lo más complicado de la ruta ya que en algunos momentos, y es por eso que no es recomendable realizarla en días lluviosos o amenazadores, como la propia web indica. Mirad primero las previsiones del tiempo y después decidid. A nosotros nos daban probabilidades de lluvia (0.2mm) a partir de las 12 del mediodía - como ya hemos dicho - pero el cielo estaba despejado, y efectivamente, no llovió.


En lo alto de la ruta tienes unas vistas magníficas de toda la Tinença, no faltan los cantos de los pájaros en todo el trayecto, que está lleno de miles de mariposas, ademas de tener una vegetación es espectacular. 


Recomendable 100%.

Marca de vista panorámica
Avisar que el camino no tiene pérdida, si no está indicado por las flechas de la misma ruta, estará indicado por los montoncitos de piedras que te recuerdan que vas bien. En algunos lugares puede haber confusión - un par de ellos - pero si os fijáis bien veréis como el paso está cortado por una pequeña barrera de piedras. Los puntos panorámicos donde sacar buenas fotos están también indicados. La variante corta de la ruta se señala también en el debido momento, y la unión entre ésta y la variante larga aparece un poco antes de El Salt de Robert. 

  

Lo dicho, una buena opción para pasar un día sano y entretenido, y disfrutando de la naturaleza abrumadora que por suerte aquí existe.

Esperamos que os animéis a hacer, si no esta ruta, alguna parecida.

Entradas Populares