Arrevoire La France!!!! (parte VI y final)

2 de enero de 2014. Nuestro viaje a tierra francesas llega a su fin.

Nos levantamos pronto y recogemos las cosas para podernos ir lo antes posible al centro de Toulouse y terminar de visitar lo que nos habíamos dejado el día anterior. Hacemos un planing, porque nos quedan aún 7 horas de viaje hasta casa, y no podemos irnos muy pronto. Hay algo que queremos ver sí o sí: El Museo de la Resistencia y la Deportación, así que antes del cierre debemos dirigirnos allí para hacerle una visita. Como vamos en coche no tenemos problema para ello, así como tampoco lo vamos a tener para dirigirnos hasta el Jardín Japonés. Pero antes de todo esto, nos quedan algunas cosas que ver.



Después de un buen croissant y un café con leche, Juanjo y yo vamos a visitar antes que nada El Capitolio. Este lugar es el ayuntamiento de la ciudad, y se encuentra en la plaza que lleva el mismo nombre - una plaza enorme, impresionante y hermosa. Las visitas al capitolio son gratuitas, y creo que debo decir que obligatorias si te acercas hasta Toulouse. El Capitolio tiene un montón de obras de arte en sus paredes, es un edificio inmenso y precioso. La plaza en la que se encuentra, inmensa, es fantástica, maravillosa... infinita. Te quedas impactada cuando ves la plaza desde dentro del edificio, es fantástica.

El Capitolio (foto de wikipedia)
Después del capitolio decidimos ir hasta el Convento de los Jacobinos, para visitar su iglesia y sus magníficas columnas nerviadas de ladrillo. Una maravilla.
No visitamos el museo porque íbamos justos de tiempo, ya que quería pasearme por alguno de los mercados que terminaban a la una, así que a toda prisa nos salimos de los Agustinos y nos fuimos en busca del mercado perdido, aunque ya todos cerrasen casi.


Jacobinos (de la wikipedia)




Palmera de los Jacobinos (de la wikipedia)

Nos comimos un bocata en una de las calles principales de Toulouse, sin dejar de pasear por esa maravillosa ciudad. A la hora acordada quedamos en el coche y visitamos dos lugares más de la ciudad. El primero de ellos fue, como ya se ha dicho, el Jardín Japonés que, aún no siendo demasiado grande, es maravilloso. Para terminar la visita a la fantástica Toulouse - y por extensión, la fantástica Francia - visitamos el Museo de la Resistencia y la Deportación, con entrada gratuita, y que nos explica la historia de la Segunda Guerra Mundial, englobando también la Guerra Civil Española, con la debida explicación sobre los campos de concentración nazis, pero increíblemente, también sobre los campos de concentración españoles, cosa que aquí, en este país, es difícil de encontrar; hay nulas referencias a ellos en nuestro territorio.

Detalle Jardín Japonés

Entrada al Museo de la Resistencia y la Deportación

El señor que se encarga del museo tuvo el enorme detalle de cerrarlo 30' más tarde para que pudiésemos hacer la visita por completo. Le estaremos eternamente agradecidos.

Con mucha pena teníamos que despedirnos ya de Francia. Pararíamos antes en Vielha, que estaba llena de coches y de gente, era como una Peníscola entre las nieves. Nos comimos unos bocatas en El Pont de Suert y nos tomamos un café calentito en el bar de un hotel. Pasadas las 2 de la madrugada regresábamos a casa, un poco tristes porque nuestro viaje había terminado ya, pero con el alma engrandecida de haber visto tantas cosas, y tan bonitas.


Esta ruta final fueron 490 km:





Consideraciones de esta etapa:
Debo hacer un inciso, sabiendo que es algo novedoso y que no lo he hecho en otras etapas. Casi un año después de haber hecho el viaje consigo terminarla, y me doy cuenta que Toulouse tiene muchas cosas que ver y para descubrir. Es una ciudad hermosa, de verdad, y muy interesante. El ambiente es algo maravilloso, las gentes son cívicas a no poder más, y su hospitalidad es fantástica. Volvería a Toulouse, sin duda, y me alegro de no haber hecho caso a todos aquellos que me dijeron en su día que no tenía nada que ofrecer - ... -, y a mi cuñada por "obligarnos" a ir.

Entradas Populares