Nos queda una semana.

Perdónenme ustedes que hoy, domingo, no publique nada relacionado con los domingos - esto es, con futuribles. Tengo algunos lugares para mostrar, pero estoy sumergida en la composición de nuestro viaje a Soria que comenzaremos en unos pocos días. Aún y habiendo estado varios meses barajando posibles visitas, a medida que la fecha se acerca nos vamos estresando un poco más cada día. Porque no sé cuando viajáis qué es lo que hacéis vosotros, lectores, pero nosotros hacemos de todo, menos descansar. Así que, sirviéndonos de la información muy amablemente enviada por el Ayuntamiento de Soria y también otras localidades, además de la que vamos buscando por este mundo infinito de internet, estamos intentado construir una ruta factible para los días que tenemos y, claro está, no queremos perdernos nada.




Queremos pasar por la mayor cantidad de edades del hombre, esto es, queremos estar en Numancia, y también en Gormaz, además de Berlanga de Duero, pero no perdernos para nada Calatañazor, ni tampoco Almazán, y qué decir de Burgo de Osma. Pero es que también nos gustaría visitar el coqueto Rello y la oriental Ágreda. Pero es que, además, y sería sacrilegio no hacerlo, queremos disfrutar de la Soria capital y su imponente románico y, si pudiésemos estirar las cosas, empaparnos de naturaleza - y frío - en la Laguna Negra o el Cañón del Río Lobos. 

De momento, esto son todo conjeturas, aunque algo, más o menos, tenemos ya embastado. Las puntadas de la ruta están marcadas, ahora falta rematar y, tal vez, ir zurciendo por el camino. Aún así, cuanta más información tengamos, y más sepamos, mucho más disfrutaremos. Por lo tanto, y de nuevo, pido disculpas y compréndanme ustedes que esta semana les tenga un poco abandonados. Les prometo que a la vuelta les compensare con creces.




Entradas Populares