Parque Natural de Somiedo

No sólo de piedra vive el hombre, ni tampoco nuestros destinos gozan solamente de interés histórico o arquitectónico. Si hay algo que nos guste también de verdad es la montaña, sentir el vértigo que produce mirar el mundo desde una altura increíble - aunque una servidora sufra bastante. La naturaleza es de donde venimos, y a ella vamos este domingo; nos desplazamos hasta Asturias.




Hoy os mostramos el Parque Natural de Somiedo, declarado como tal el año 1998 y desde el año 2000 es Reserva Natural de la Biosfera. 29.122 hectáreas de naturaleza pura que abruma solamente viendo imágenes. 


¿Impresiona o no impresiona?

Este Parque se encuentra en el área central de la Cordillera Cantábrica, correspondiendo geográficamente al municipio de Somiedo. En esta gran reserva natural podemos encontrar bosques, prados y pastizales, o medios acuáticos como lagos, lagunas y turberas, al ser un glaciar.



La densidad de población de la zona es muy baja, por eso además encontramos una gran cantidad de fauna, como el oso pardo, corzos o gatos monteses, y entre las aves podemos disfrutar del canto del alimoche, el vuelo del águila real o conocer otras aves más extrañas como los pájaros carpinteros de pito negro.

Pero si hay una cosa curiosa en este parque, y es algo que a nosotros nos ha llamado muchísimo la atención, son sus habitantes. Debido al aislamiento del lugar por sus condiciones geográficas, encontramos dos grupos culturales totalmente diferenciados y que son totalmente diferentes de todos los demás grupos étnicos de la región: los vaqueiros de alzada y los xaldos. De entre estos dos, los primeros son objeto de estudio por su cultura ancestral que casi no ha variado a lo largo de los siglos y que siguen manteniendo tradiciones más que centenarias.

Aunque también podemos encontrar construcciones con alto interés como los teitos y cabañas, que se han utilizado a lo largo de los siglos para resguardar personas y ganado - y que vendrían a ser como les casetes de volta de la zona de donde provenimos -, remontándose su uso hasta la época medieval. El estado de conservación de estas construcciones es verdaderamente preocupante porque la mayoría están desapareciendo por el desuso y su posterior abandono.

fotolibre
Pero es que, además de todo esto, el parque nos ofrece una enorme cantidad de rutas senderistas de todos los niveles de las cuales pueden disfrutar todas las gentes. En los siguientes enlaces [aquí] y [aquí] podéis encontrar las diferentes rutas que existen.

Aquí también encontraréis rutas


¿Necesitáis que os demos más razones para ir hasta Asturias y disfrutar de esta maravilla? Nosotros esperamos hacerlo en un futuro. Venga, os dejamos alguna imagen más, por si todavía no os hemos convencido del todo:

Wikipedia


wikipedia


Entradas Populares