Sos del Rey Católico - Un pueblo bonito, de los de delante.

 Sos, localidad más tarde conocida como del Rey Católico, es un pueblo que forma parte de la comarca de Las Cinco Villas, en Zaragoza, siendo ésta la que se encuentra más al norte, lindando con Navarra. Es por esta razón, porque linda con Navarra, que hoy a Sos se le conoce con el sobrenombre del Rey Católico. Más allá de cómo se llame o cómo lo nombren, este pueblo es bello de verdad, muy muy bello.



Sos del Rey Católico ha sido uno de nuestros destinos deseados desde hace mucho tiempo. Exactamente, desde la noche de Fin de Año de 2011 en la que una amiga nos dijo que era uno de los pueblos más bellos en los que había estado. Desde aquel momento nos dijimos que teníamos que visitar ese lugar, y que lo haríamos en breve... o eso creíamos. Después de casi 4 años conseguimos ir allí y, ¡que nos aspen! La espera ha valido la pena, ¡ya lo creo!


Cuando las expectativas son muy altas todos sabemos que el batacazo al llegar a un determinado sitio puede ser monumental. Es extraño que nos suceda algo así, pero alguna que otra vez aquello que hemos visitado ha sido menos de lo que habíamos imaginado. Pero este no es el caso: de Sos esperábamos mucho, y nos encontramos con más.

Este pueblo es conocido por haber nacido allí Fernando de Aragón que más tarde, y al casarse con Isabel de Castilla - y junto a ella - se convertiría en Rey Católico. Del porque de su nacimiento en Aragón, cuando su madre había estado durante el embarazo en la vecina ciudad Navarra de Sangüesa, se dicen varias cosas:
  • estando el reino navarro en guerra Juana Enríquez, la segunda esposa de Juan II y  madre de Fernando, decidió viajar hasta la localidad aragonesa de Sos para que su futuro hijo naciese en un lugar tranquilo;
  • aunque también dicen que Juana Enríquez, mujer inteligente donde las hubiese, pensó que si en Navarra su esposo y el primogénito de éste se estaban peleando por el trono, nada le quedaría a su hijo. Así, decidió ir hasta Aragón, que no tenía heredero, y labrar así un buen futuro para su hijo.
Fuera como fuese la historia, el caso está en que Fernando nació en Aragón y para siempre quedó su nombre - o para nosotros así se encuentra - grabado en el topónimo de Sos.


Sos fue declarado Conjunto Histórico artístico en el año 1968, y no es de extrañar: su estado de conservación es magnífico. El entramado, típicamente medieval, es de una belleza exquisita, estando el casco histórico aislado de cualquier cosa que pase a su alrededor por su disposición curva y sinuosa, protegido por casas regias y altas, construidas en piedra, muy robustas. 


Un paseo por la calle de Sos es insuficiente, un par de horas allí, también. Sos merece ser caminado tranquilamente, de manera reflexiva. Es necesario detenerse en cada uno de los rincones bellos que el pueblo nos brinda, que son muchos. A lo lejos el lugar se nos presenta construido en altura, vemos su iglesia con espadaña coronando la localidad junto a los restos del castillo, y esa altura se nota cuando empezamos a pasear por las vías adoquinadas, habiendo pasado antes - claro está - por una de las múltiples puertas de muralla que todavía allí se conservan. Subir cuesta no es tarea gustosa, pero el entorno hace que no nos demos cuenta que el desnivel es importante y, sin pensarlo, una se mete en lo que fue el barrio judío y se pierde, literalmente, por sus calles angostas y serpenteantes - Salsipuedes se llama una de ellas. Acabas apareciendo en la Plaza y alucinas con sus portales de doble arcada de esconden secretos que más tarde descubrirás. A ojo no experto Sos es un pueblo bello, pero aquél que sabe un poco más le saca gran rendimiento...


Caminas por la Calle Mayor, eje vertebrador de cualquier localidad y giras a la derecha para ir hasta lo más alto - o eso crees - para plantarte delante del Palacio de Sada, donde nació Fernando de Aragón y que actualmente es el centro de interpretación de este personaje histórico. Allí, también, recibes información turística y puedes optar a hacer una visita guiada por el pueblo. Como ya hicimos en Albarracín, tiramos la casa por la ventana y elegimos esta última opción: queremos saber más.

Nos adentramos en lo que fue el lugar de nacimiento de Fernando, abandonado durante muchos años por lo que son pocos elementos originales los que allí nos vamos a encontrar. Aún así, la visita - guiada - es más que interesante, ya que da un repaso por lo que fue la vida del rey que serviría de inspiración para la famosísima obra de Maquiavelo El Príncipe. Tras una hora de explicaciones, audiovisuales y paneles informativos, empieza la visita guiada por el pueblo de Sos. 


Nos adentramos otra vez en la judería, esta vez acompañados de un nutrido grupo de personas, y empiezan las explicaciones. 
La historia de los judíos en España es sabida por todos; la expulsión de los mismos por parte de los Reyes Católicos en una etapa de nuestra historia no demasiado agradable pero cierta, y los habitantes judíos de Sos tuvieron que marchar de allí - o convertirse al cristianismo - si no querían sufrir represalias. Aquellos que decidieron irse, lo hicieron - los más - a la cercana Sangüesa que, perteneciendo todavía al Reyno de Navarra, no había aplicado la ley de expulsión de los judíos. Aquellos que no quisieron abandonar sus casas, como ya hemos dicho, tuvieron que convertirse al cristianismo. Para demostrar que eran cristianos y no judíos, una de las acciones que tuvieron que llevar a cabo fue marcar con una cruz, y a mano derecha, los portales de sus casas. Todavía hoy podemos ver algunas de esas cruces por el barrio judío, acompañadas algunas del espacio destinado a guardar la Mezuzá; en otras viviendas el agujero para la Mezuzá aparece solitario: son casas de judíos que decidieron marchar.
De la judería a las antiguas murallas, y de las antiguas murallas, de nuevo, a la Plaza Mayor.
Debemos fijarnos en uno de los arcos que forman el soportal de la plaza. En él veremos un agujero en forma de pirámide invertida: allí ponían la romana para pesar los productos que se vendían en el mercado. A mano izquierda de este agujero veremos una muesca bastante grande en la piedra: es la vara jaquesa. A mano derecha, algo oscuro marca el arco: allí las gentes afilaban sus cuchillos.
 Una de las cosas exclusivas que te permite ver la visita guiada es la Lonja, para más tarde dirigirte hasta la Iglesia de San Esteban, de la que visitas primero la cripta del s. XI con magníficas pinturas góticas. Sales hasta la plaza de la Iglesia y allí te encuentras con una bellísima portada románica del s. XII que tuvo que ser protegida del viento y la lluvia en el s. XVI con el pórtico que vemos en la actualidad. Dentro de la iglesia encontramos una pila bautismal del s. VIII como elemento a destacar, que lleva siendo utilizada desde entonces para bautizar a todos los niños de Sos...




Deshacemos el camino para volver a la plaza del mercado y seguir por la Calle Mayor. Vía que vertebra la localidad, en ella encontramos la escuela de niñas, construida muchos años después que la escuela de niños, siendo ésta última la que sigue funcionando hoy en día como escuela - pública y mixta.

Nuestra visita guiada termina aquí -son muchas más cosas las que nos cuentan, eso tendréis que descubrirlo vosotros-, pero nosotros queremos disfrutar un poco más del lugar, así que seguimos andando, y andando, haciendo y deshaciendo caminos. No nos cansamos de subir y bajar cuestas, de admirar la arquitectura del lugar. Además, si nos sentimos fatigados, siempre podemos sentarnos en alguna de las sillas que hay repartidas por Sos, como hace este buen señor ;)

Berlanga. En Sos fue rodada La Vaquilla

INFORMACIÓN ADICIONAL

La oficina de turismo - en el mismo Palacio de Sada - tiene los siguientes horarios:

o Miércoles a viernes, de 10:00-13:00 y de 16:00-19:00
o Sábados, domingos y festivos, de 10:00-14:00 y de 16:00 a 19:00
o Lunes y martes, cerrado

  • Las visitas al centro de interpretación, comienzas a las 10:00, 11:00, 13:00 y por la tarde a las 16:00 y 18:00
  • Las visitas a la villa, comienzan a las 12:00 y a las 17:00
  • El punto de encuentro es el Palacio de Sada, donde se encuentra el Centro de Interpretación

Los precios que aparecen en la web no están actualizados. A nosotros las dos visitas guiadas nos costaron unos 6€ por cabeza.


Si te ha sido de utilidad...¡COMENTA,VALORA,COMPARTE!

Entradas Populares