11 lugares de Aragón que sorprenden a cualquiera

Si hay un territorio por el que sintamos verdadera pasión y al que nos encanta viajar, ese es Aragón. Y no porque seamos aragoneses, que no lo somos, sino porque nos ofrece muchas de aquellas cosas que nos encantan, además de tener una historia verdaderamente apasionante. Es por eso que queremos mostraros 11 lugares de Aragón que sorprenden a cualquiera. ¿Que no os lo creéis? Seguid leyendo entonces.


1. Daroca

Daroca es una localidad situada en la provincia de Zaragoza, en la zona media del Jiloca, que se despliega majestuosa ante los ojos del visitante gracias a que mantiene puertas y murallas de época medieval. Además, existen lugares como el antiguo castillo, o casas y caserones alucinantes. Subir hasta lo alto de la alcazaba nos permite disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad.



2. Nacimiento río Matarranya

Podríamos estar hablando horas y horas de la Comarca del Matarraña, en la provincia de Teruel, ya que es una comunión perfecta de pueblos bonitos y paisajes majestuosos, pero esta vez nos vamos a centrar en el nacimiento del río que da nombre a la comarca. Para llegar al lugar, tienes que desplazarte hasta la bonita localidad de Beceite y emprender una ruta senderista que te va a gustar, seguro.



3. Castillo de Mesones de Isuela

En la Comarca del Aranda, también en la provincia de Zaragoza, encontramos un imponente castillo que desafía la estética de todas las construcciones defensivas de la zona. Este castillo, de grandes sillares color arena, sigue el modelo de castillos que podríamos encontrar en Francia, y no en lugares como en el que se sitúa, donde las fortificaciones solían construirse con ladrillo y otros elementos heredados de los árabes. En medio de un paisaje que se tiñe de rojo por el color de la tierra, el castillo de Mesones de Isuela es un lugar que hay que visitar obligadamente.



4. Hecho

Para lugares sorprendentes, el Valle de Hecho y sus pueblos. Y de sus pueblos queremos destacar uno, el que da nombre a la zona. Hecho es una pequeña - y preciosa - localidad situada en lo más al norte de la provincia de Huesca, en la comarca de la Jacetania, que mantiene la estructura típica de las casas de antaño dibujando una estampa maravillosa en un lienzo incomparable: el Pirineo Aragónes.

 
  
5. Rodellar

No nos vamos de la provincia de Huesca, pero esta vez nos acercamos hasta la Sierra de Guaraen la comarca del Somontano, y nos desplazamos hasta el pequeño pueblo de Rodellar, que apenas tiene tres calles y una iglesia románica en lo alto, pero no necesita nada más. Teniendo Guara al lado, ¿qué más se quiere? Desde él se puede acceder a múltiples rutas senderistas y realizar actividades como la escalada. Para llegar a él debemos, primero, ir hasta Bierge y tomar la HU-341, y habiendo recorrido unos pocos kilómetros por carreteras secundarias, pero de bella extraordinaria, llegaremos a nuestro espectacular destino.



6. Trasmoz

Volvemos a Zaragoza y a la comarca del Somontano para llegar ahora a un lugar de leyenda: Trasmoz.  Sin llegar a los 100 habitantes, esta localidad puede que nos suene por haber ambientado allí Bécquer una de sus leyendas. Con leyenda o sin ella, Trasmoz es un pueblo muy curioso con un castillo en lo alto hasta no hace mucho custodiado por una estatua de bronce dedicada a Gustavo Adolfo Bécquer, pero que fue robada en 2014. En honor a Bécquer y el castillo, esta estampa que ya no podréis ver más que en foto.



7. Monasterio de Veruela

Sin apartar la vista del Moncayo nos vamos ahora hasta la localidad de Vera de Moncayo, y más concretamente al Monasterio cistercense que data del s. XII, lugar en el que los hermanos Bécquer pasaron encerrados algún tiempo. 

  

8. Belchite

El pueblo viejo de Belchite es un lugar que deberíamos visitar todos una vez en nuestra vida. En la comarca de Zaragoza, y cercana a la capital, encontramos la población de la que os hablamos, que fue devastada en la Guerra Civil Española y como se quedó, así nos lo encontramos.




9. Castillo de Peracense

En la provincia de Teruel encontramos este castillo de color rojo, extrañísimo, bellísimo. Llegar a él desde Bronchales es toda una experiencia: aparece imponente ante los ojos del visitante sobre un acantilado a casi 1400 metros de altitud.  

 

10. Monasterio de Rueda

Otro monasterio, esta vez en la Ribera Baja del Ebro, situado a escasos 70 kilómetros de Zaragoza dirección Castelló. El origen del monasterio se remonta al año 1152 y desde entonces, ha ido cambiando su aspecto hasta encontrarnos con una construcción que pasa del románico al gótico, y de este al barroco. Esta amalgama de estilos arquitectónicos hace de Rueda un lugar muy interesante, además de estar en un estado bastante bueno de conservación.



11. Jaca

Nuestro último lugar de Aragón que sorprende a cualquiera es Jaca.  Esta localidad es mucho más que la capital de la comarca de la Jacetania, es una ciudad verdaderamente bella. A los pies del Pirineo, tiene lugares como la ciudadela - muy conocida - pero también la catedral románica dedicada a San Pedro que es realmente hermosa, o un casco histórico pequeñito pero muy agradable. Unos días en Jaca purifican el espíritu de cualquiera - damos fe de ello.

 
Si te ha sido de utilidad...¡COMENTA,VALORA,COMPARTE!

Entradas Populares