Medinaceli | 2.000 años, y tan bonito.

Medinaceli es un pequeño pueblo de la provincia de Soria que ha sido durante muchísimos años – más de 2000 – plaza estratégica para el dominio del territorio. Romanos, pasando por árabes y más tarde los cristianos, quisieron hacer todos ellos de Medinaceli un lugar en el que asentarse y desde el que poder ir conquistando tierras. Hoy Medinaceli, el viejo Medinaceli, es un pueblo muy bonito que bien merece una visita, y nuestra visita es la que hoy queremos explicaros.


De Medinaceli hemos leído gran cantidad de cosas y hemos imaginado muchas otras, y queremos asegurarnos que eso que oímos e imaginamos es cierto. Nombrado uno de los pueblos más bonitos de España queremos pisarlo para sumar otro más a nuestra lista. Llegamos a Medinaceli desde Sigüenza, tarea que no es difícil, pero llegar a Medinaceli desde Medinaceli – desde el pueblo nuevo hasta el pueblo viejo – se complica un poco más ya que en esos momentos están haciendo obras en la autovía y tenemos algunos problemas en las rotondas.

Cuando te vas acercando a Medinaceli ves a lo lejos, y en un colina – que es lo que significa en céltico Okelis – el famoso arco romano, mientras poco a poco se va definiendo el perfil plano de la localidad. Más abajo te encuentras con el pueblo nuevo - a las gentes ya no les gusta vivir en colinas y montañas - y desde ese pueblo nuevo, y por una angosta carretera, se llega al viejo Medinaceli, al precioso pueblo de Medinaceli.

Bordeando la villa nos encontramos a mano izquierda el arco que, regio e imponente, recibe al visitante. Avanzando un poco más nos aparece un amplio aparcamiento y, también a la izquierda – porque a la derecha el pueblo ya no existe – está la Oficina de Turismo, de parada obligatoria para informarse uno de todo lo que allí hay. Siguiendo las indicaciones de la amable chica que nos atiende, vamos a hacer nuestra visita en orden cronológico.

Arco Romano de Medinaceli

Este arco lleva en Medinaceli 2000 años casi, ya que fue construí do por los romanos entre los siglos I y III de nuestra era. De los múltiples arcos romanos que podemos encontrar en España, éste es especial por ser el único con tres arcos que aún se conserva. De él podemos ver su estructura, pero su decoración está muy desgastada debido a la climatología del lugar – en pleno julio, y con un calor abrasador, el viento era bastante fuerte -, siendo la parte sur que da al valle la que es más afectada. El privilegio de poder dominar todo el valle desde la colina es su mayor condena.
El arco mide 13,20m de largo, 2,10m de ancho y 8,10m de alto. Construido como arco conmemorativo por Servio en el s.I, fue también una de las puertas de entrada a la ciudad, siendo el arco central de paso para carruajes y, los dos laterales para peatones.



Murallas y Castillo

De las murallas de la antigua ciudad de Medinaceli queda bien poco, tan solo algunos vestigios que pueden observarse si se camina detenidamente por las afueras de la villa. Del castillo podemos ver la carcasa, totalmente restaurado y que alberga hoy en día en su interior el cementerio de la localidad. Anteriormente fue alcazaba árabe para ser posteriormente la residencia de los Condes de Medinaceli.

Siendo poco lo que queda, su belleza regia y austera hace que el visitante se detenga ante él y se acerque, dando un rodeo y disfrutando de las vistas que de todo el valle se tienen.



Puertas

Como toda villa que goza de restos medievales, podemos encontrar en Medinaceli algunas de las puertas que, junto con la muralla, cerraban y protegían el lugar. Las puertas que hoy en día quedan son pocas, y es una fortuna que todavía se conserven, ya que la población de Medinaceli estuvo abandonada durante un largo tiempo, teniendo esto como consecuencia la desaparición de gran parte de su patrimonio.



Plaza Mayor

La Joya de la Corona. El must de Medinaceli: su Plaza Mayor. Después de recorrer las estrechas y sinuosas calles de la localidad es irremediable quedarse con la boca abierta al llegar a esta inmensa plaza de cinco mil metros cuadrados, situada hoy en día donde antaño se encontraba el foro romano. La cierran en el lado sur la Alhóndia, del siglo XVI, y en la parte oriental, el Palacio Ducal.



Conjunto Urbano

Pero lo mejor de Medinaceli, y seguro que estaréis de acuerdo no nosotros, es su conjunto urbano: sus calles, iglesias, plazas, plazuelas, murallas, puertas ancestrales y mosaicos romanos. Todo ello conforma un delicioso recorrido que debe realizarse tranquilamente, de forma pausada, asimilando todos y cada uno de los rincones que nos vamos encontrando.



Pues sí, parece que Medinaceli es, verdaderamente, uno de los pueblos másbonitos de España. Verificado.





Si te ha sido de utilidad...¡COMENTA,VALORA,COMPARTE!

Entradas Populares