Peratallada, el tesoro del Baix Empordà

De esos lugares que hemos visto miles de veces en fotografías y teníamos apuntados en una lista como posibles destinos y que, poco a poco, vamos visitando, había uno que estaba apuntado en letra bien grande: Peratallada, en la comarca gerundense del Baix Empordà. Y es hasta Peratallada hasta donde queremos llevaros hoy, un pueblo que tiene de todo para ser bonito, y mucho más.



Peratallada es un pequeño pueblo que se encuentra en las lomas de la bellísima comarca del Baix Empordà. Toda la comarca está salpicada de hermosos pueblos de piedra abrazados por murallas, pero Peratallada se lleva la palma. No sabemos qué es lo que nos hace afirmar esto pero, verdaderamente, Peratallada se sale.
Nada más acercarnos a sus murallas comprendemos porque el pueblo se llama así – Peratallada quiere decir, literalmente, piedra cortada –, ya que sobre un montículo rocoso se encuentra todavía el foso defensivo que bordea todo el pueblo.




Peratallada no es uno más de esos magníficos pueblos empurdaneses con aires bucólicos, entre verde hierba y suaves montañas. Peratallada es algo más y eso se siente cuando se cruza la puerta de su muralla. Es ésta una villa que pertenece al municipio de Forallac y tiene apenas 200 habitantes, pero las gentes que allí viven tienen la suerte de hacerlo en un conjunto arquitectónico declarado como histórico-artístico en el que se conservan cantidad de construcciones medievales, entre ellas un castillo, un palacio, las murallas y la iglesia. 





¿Qué se debe hacer en Peratallada? Olvidarse del tiempo y pasear, pasear tranquilamente.Se debe empezar a caminar y descubrir todos los recovecos que esta fabulosa población esconde. Desde lo alto, y donde se encuentra la iglesia barroca, ir descendiendo, poco a poco, disfrutando, hasta el castillo. De allí ir y venir, andar y desandar, hacer y deshacer.





Peratallada es muy bonito, pero además, es un pueblo que está muy bien cuidado. Todos los rincones tienen algo especial: ventanas de colores, calles con flores. Hay miles de pueblos bonitos diseminados por todo el mundo, y muchos son los que hemos visto; pocos están tan bien cuidados como éste, y es de agradecer para quien lo visita.






Las murallas de Peratallada se construyeron en los siglos XII-XIII, pero el municipio data del s. X. Desde entonces y hasta ahora, pocas son las cosas que han cambiado en esta población: calles tortuosas, casas enormes de piedra con arcos góticos, losas enormes en el suelo, portales y soportales... Peratallada es un verdadero tesoro medieval, y debéis disfrutarlo. Eso sí, intentad hacerlo fuera de la temporada de verano; dicen que si esos días vas después de las 10 de la mañana ya no cabe ni un alma.





Si te ha sido de utilidad...¡COMENTA,VALORA,COMPARTE!

Entradas Populares