48 Horas en Aix-en-Provence (Francia)







Un viaje en tren y un fin de semana completo es lo que se necesita para disfrutar de una ciudad como Aix-en-Provence, perfecta para una escapada en cualquier época del año. Allí te espera historia, arte y la esencia más pura del buen vivir francés: una gastronomía maravillosa y un ambiente inmejorable.

Desde Barcelona sale el tren AVE que nos llevará hasta la antigua capital de la Provenza, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul (PACA). En 4 horas recorreremos un montón de kilómetros atravesando paisajes bucólicos y localidades bellísimas como Béziers o Narbona, para llegar finalmente a la estación de Alta Velocidad de Aix-en-Provence, desde la que tomaremos un autobús (el número 40) que nos llevará a la que los romanos hicieron bien en llamar Aquae Sextiae.
Lo primero que debemos hacer en la ciudad provenzal, si es que queremos aprovechar al máximo nuestro tiempo, es dirigirnos hasta la Oficina de Turismo y hacernos con una City Pass de 48 horas que nos permitirá tener acceso gratuito a un montón de atracciones, además de poder viajar sin coste adicional alguno en el transporte urbano de la ciudad, Aix-en-Bus, y también en los autobuses de Pays d’Aix. Una vez hecho esto, ¿por dónde comenzamos?

Pensemos que es sábado, así que hay una cita ineludible cuando una está en la Provenza: se trata de los mercados. Y es que la cultura de mercado en Francia es enorme y en Aix esto se nota muchísimo, ya que habitantes pasean el sábado por la mañana con ramos de flores frescas, bolsas llenas de frutas y verduras procedentes del campo provenzal, panes recién hechos y quesos olorosos. Y no es difícil llegar hasta los mercados siguiendo las indicaciones que hay repartidas por toda la ciudad – o siguiendo a las gentes –, y como son tantos los mercados que se celebran en sábado no tenemos más opción que elegir: visitaremos el de las flores y el de frutas y verduras. Para ello nos dirigiremos hasta la Place de l’Hotel de Ville donde encontraremos el primero y hasta la Place des Prêcheurs donde está el segundo. El ambiente es auténtico, los olores te embriagan: panes, frutas, quesos, girasoles… Esto es Provenza en estado puro.


En la Place de l’Hotel de Ville debemos fijarnos en la antigua Torre del Reloj, para caminar bajo ella y dirigirnos entonces hasta la catedral de Saint-Saveur, tesoro arquitectónico francés al estar construida en los estilos arquitectónicos que van desde el siglo V hasta el siglo XVIII. No en vano es este uno de los monumentos más visitados en Francia y es que su interior, de aspecto desordenado debido a la mezcla de estilos, es de una belleza extrema.


Es momento ahora de caminar un poco y empezar con la ruta de los museos, porque en Aix existen varios museos de pintura importantes; debemos tener en cuenta que esta ciudad es el lugar de nacimiento del pintor Cézanne, padre de los cubistas y enamorado hasta las trancas de su ciudad. Así, es ineludible la visita al Museo Granet y al museo Granet XXº. El primero se sitúa en la plaza de San Juan de Malta y el segundo en la Place Jean Boyer. Estos dos espacios son complementarios ya que en el primero encontraremos pintura que va desde el s. XIV hasta el siglo XX, además de una magnífica colección de escultura. El segundo edificio alberga obras de arte moderno entre las que destacan pinturas de Picasso o Van Gogh. 


Tras la pintura debemos descansar un poco  pudiendo tomar algo en alguno de los múltiples restaurantes que hay en la ciudad para retomar fuerzas ya que por la tarde nos desplazaremos hasta la Abadía de Silvacane. Para ello debemos dirigirnos a la estación central de autobuses y subirnos al bus nº 250 que va dirección La Roque d’Anthéron. Nuestra parada va a ser Silvacane y después de descender una pequeña cuesta nos encontraremos con una abadía del s. XII preciosa, en la que disfrutaremos de una arquitectura robusta pero elegante, sobria pero acogedora. Es obligatorio hacer un alto en el camino aquí y detenerse algunos minutos para descansar en un espacio que desprende tanta paz, admirando la belleza del arte románico francés mientras la brisa mece las hojas de los árboles y limpia de impureza nuestro espíritu.


 De regreso a la ciudad es momento ahora de dar un paseo por Cours Mirabeau, artería principal de la ciudad y línea divisoria de la ciudad vieja y la ciudad barroca. La Vieille Ville mantiene todavía hoy una disposición urbanística típicamente medieval, con calles estrechas y serpenteantes. La ciudad barroca, denominada como Quartier Mazarin, está formado por calles regulares y palacios lujosos, y fuentes, muchas fuentes. Y es que Aix-en-Provence es la ciudad de las fuentes y del agua, no en vano los romanos la bautizaron como Aquae Sextiae, por ello debemos detenernos ante fuentes tan bonitas como la de Los cuatro delfines, en el barrio barroco, o la fuente que preside el final de la Cours Mirabeau, la Fointaine de la Rotonde, por nombrar algunas. Y tanto pasear y disfrutar del patrimonio provenzal consigue que se nos haga de noche sin darnos casi cuenta, así que no hay mejor manera de terminar un día tan fantástico como cenando en uno de los coquetos restaurantes repartidos por todo el casco antiguo.

Quartier Mazarin

Place Albertas, en Vieille Ville
 Para nuestro segundo día en la Provenza tenemos preparadas más visitas interesantes. La primera de ellas será la iglesia de San Juan de Malta, en la plaza del mismo nombre y donde se encuentra el Museo Granet. Esta iglesia es la primera en estilo gótico que se construyó en la Provenza, y a día de hoy es una de las más bellas de la ciudad – y podría decir de todas las que he visitado hasta ahora. El color de la piedra, la altura de sus muros y la luz tamizada por las elegantes y coloridas vidrieras hacen del edificio un lugar místico.



Desde San Juan de Malta caminaremos, y mucho – aunque se puede tomar el autobús -, hasta el Atelier de Cézanne, en las afueras de la ciudad. Se trata del taller que el pintor provenzal hizo construir para poder desarrollar su creatividad al máximo, lugar desde el cual podía desplazarse hasta la montaña Santa Victoria, pero también en el que la luz penetraba de forma intensa, y es que una de las paredes es inexistente y a modo de arquitectura gótica fue sustituido cualquier tipo de muro por un ventanal enorme que deja paso a la fantástica luz de la Provenza. En el taller de Cézanne nos encontramos con los enseres del pintor, cuadros sin terminar, su bastón, su gabardina, su sombrero, sus modelos. El olor a trementina y aguarrás todavía se siente y parece que en cualquier momento vaya a aparecer Cézanne con su caballete y sus pinturas a cuestas.


Desde la casa de Cézanne caminaremos ahora hasta el Pabellón de Vendôme, pasando antes por la única torre que queda de la muralla medieval de la ciudad. El Pabellón de Vendôme es una bella construcción barroca provenzal que alberga exposiciones temporales, con un diseño interior de los siglos XVII y XVIII y un jardín a la francesa en el exterior. Y caminando, desde este enclave, regresaremos al centro de la ciudad, hasta la Fuente de la Rotonda, donde daremos tregua a nuestros maltrechos pies viajeros subiéndonos en el tren turístico que nos mostrará la ciudad desde otra perspectiva en una visita que dura unos 45 minutos. 


Y es poco más lo que nos queda por hacer en Aix-en-Provence, dar otro paseo magnífico por sus calles disfrutando de la magnífica luz del ocaso provenzal y sentarnos por última vez en un banco de Cours Mirabeau contemplando la antigua sombrerería del padre de Cézanne. Hay cosas que se nos han quedado en el tintero, como La Bastide du Jas de Bouffan, las canteras de Bibémus o un paseo por la montaña Santa Victoria, pero eso no es problema, porque así ya tenemos excusa para regresar a Aix. Aunque, bien pensado, una visita a Aix-en-Provence no necesita de excusas, es casi una obligación para cualquier viajero amante del arte y la gastronomía, y también de las ciudades con encanto: las malas lenguas dicen que ésta es una de las ciudades más bonitas de Francia. 



Dónde dormir en Aix-en-Provence

Aix no es una ciudadde las ciudades más baratas de Francia, aunque sí existen hoteles económicos que pueden ser asequibles para todos los bolsillos. Os vamos a dar dos opciones, una cara y otra barata, y vosotros elegís:
-        Opción barata: el Hotel Paul
-        Opción cara: Hotel Roi Renné de 4*
Ambos alojamientos se encuentran cerca del casco histórico y son perfectos para visitar la ciudad, todo depende del presupuesto que dispongáis o de lo que queráis gastar, aunque entre estos dos extremos hay un montón de opciones que seguro se adaptarán a vuestras necesidades.

Comer en Aix-en-Provence

Lo que sucede con el alojamiento sucede también con la restauración: en Aix encontramos restaurantes caros, pero también restaurantes baratos y fórmulas para comer bastante económicas sin gastarnos un dineral. El casco histórico, tanto la Ciudad Vieja como el barrio barroco, está plagado de restaurantes, cafés y bares coquetos. Podemos sentarnos a comer en cualquiera de ellos, ya sea en la Cours Mirabeau – en Les Deux Garçons, donde iba Cézanne – o en alguno de los que se encuentran repartidos por las plazuelas de la ciudad. Pero si tenemos prisa, queremos algo rápido o nuestro presupuesto no es muy alto podemos coger una de las deliciosas pizzas que hacen en la cadena Capri nacida en la ciudad, y que por menos de 10€ te ofrecen pizzas hechas al momento y que están buenísimas.

Direcciones de interés

Si queréis completar la información, siempre podéis buscar en los enlaces siguientes:
-          Oficina de Turismo de Aix-en-Provence: http://www.aixenprovencetourism.com/es/
-        Artículo sobre la ciudad en la página oficial de Turismo de Francia. http://es.france.fr/es/descubre/en-aix-en-provence

También podéis leer las entradas en las que hablamos de forma más detallada de nuestro viaje, y son las siguientes:
-          Planificación
-         Viaje en Tren
-         Día 1
-         Día 2

Agradecer de nuevo a Turismo de Francia en España, a Renfe-SNCF en Cooperación y a Emilie por haber hecho posible que nosotros, pobres viajeros, pudiéramos realizar un viaje como éste.
 



Si te ha sido de utilidad...¡COMENTA,VALORA,COMPARTE!

Entradas Populares