Hôpital-Saint-Blaise | Al cuidado de los peregrinos

En tierras límites del Béarn encontramos un tesoro en forma de pequeña iglesia románica que, por ser zona importante de paso en el Camino de Santiago, ha sido declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.




A escasos 15 kilómetros al noroeste de Oloron-Sainte-Marie se encuentra esta iglesia románica que es una verdadera delicia. Después de nuestra experiencia en el campo de Gurs, un poco desagradable – pero necesaria –, decidimos ir hasta Hôpital-Saint-Blaise ya que vemos en la carretera una señal en la que nos ha parecido leer: UNESCO y s.XII. Por lo tanto, y después de Gurs vamos en busca de la señal sin recordar demasiado bien dónde se encuentra. Finalmente acabamos dando con ella y seguimos las indicaciones que nos llevan por una carretera muy estrecha, con muchas curvas, que desciende metida entre una vegetación muy frondosa y que nos parece fantástica. A los pocos kilómetros salimos de la selva y vemos aparecer, a lo lejos, esa iglesia que tanto ansiamos encontrar.




La imagen que se tiene de la construcción, al estar totalmente exenta, es alucinante; el románico aparece en estado puro ante nuestros ojos y nos quedamos maravillados.



El Hospital de San Blas empezó a construirse en el s.XII siguiendo los cánones de los hospitalarios de Santa Cristina con la finalidad de dar protección a los peregrinos del Camino de Santiago, siendo una antigua parada antes de cruzar los Pirineos. La arquitectura de esta construcción es plenamente románica, aunque con algún elemento gótico, pero con influencias hispano-moriscas. La cúpula en forma de estrella se inspira en la de la Mézquita de Córdoba, del s. X.

La visita al lugar es intempestiva, improvisada, por lo que no esperamos encontrar la iglesia abierta, pero cuando nos acercamos a la puerta y la empujamos nos topamos con la agradable sorpresa de que sí, resulta que todavía está abierta. Así podemos comprobar que el interior es tan bello como el exterior, sobre todo por esa cúpula que se ilumina con estrellas en los meses de verano.



Pero no solo la iglesia es interesante, sino que el pueblo es también de gran belleza ya que las casas son de los siglos XVI y XVII por lo que aumentan el valor turístico del lugar.




Aunque la visita sea breve ésta es merecida por la importancia histórica y artística de la construcción, así como también por el entorno en el que se encuentra, que es de una belleza exquisita. Visita, por otra parte, que recomendamos realizar si pretendéis hacer un viaje por el Béarn o por el País Vasco francés.


MÁS INFORMACIÓN

La iglesia está abierta todos los días del año, de 10 de la mañana a 19 de la tarde.
La entrada es gratuita y puedes coger una audioguía que tiene como precio la voluntad.

En los meses de verano se realiza un espectáculo de luz y sonido, los martes, jueves y viernes a las 18.30h de unos 20’ de duración (de junio a septiembre). El precio de entrada son 5€ para los adultos y 2,5€ los niños.

→ Si queréis saber más sobre la arquitectura del Hospital de San Blas, podéis dirigiros al siguiente enlace http://www.arquivoltas.com/22-francia/22-HospitalSBlas01.htm.

Si te ha sido de utilidad...¡COMENTA,VALORA,COMPARTE!

Entradas Populares