Los Pobres También Viajamos ¡Tercer Aniversario!


Hoy, 30 de junio de 2017, se cumple nuestro tercer aniversario - ¡3 años ya! – como bloggers de viajes, y queremos celebrarlo con un post-resumen especial de lo que ha sido para nosotros este último año como dos pobres que viajan casi sin tiempo ni dinero y luego lo cuentan en el blog. ¿Nos leéis?


Parece una tontería, pero esto de estar aguantando en la bloggesfera tres años a publicación semanal – al menos estos dos últimos años así ha sucedido – es algo duro. Sí, lo es porque llevar adelante un blog es un trabajo difícil y que requiere mucho tiempo: escribe, edita fotos, busca información, promociona…  Bueno, esto último no lo hacemos tanto como deberíamos (¡!¡!¡!) También mantenemos en pie nuestro Instagram, nuestro Twitter, nuestro Facebook y hacemos algo – no muy decente – con Youtube. Imagínense ustedes qué supone todo esto en el tiempo de vida de una persona, y no nos dedicamos exclusivamente a ser bloggers; una es estudiante de doctorado, saxofonista, cantante, enseña música y le encanta cocinar y leer. El otro es estudiante de oposiciones, saxofonista, enseña música, es servidor público y sale a más de libro – tocho – por mes leído. Pero como decimos año tras año que escribimos esta publicación, sarna con gusto no pica, así que aquí estamos, ¡al pie del cañón!



En este último año como bloggers, más allá de lo que hemos viajado – que oigan, para nuestra situación es mucho – hemos hecho alguna cosa en este mundo internauta de cierta importancia para nosotros, y es que ahora somos socios de la Asociación Valenciana de Travel Bloggers, y eso es un gran paso para nosotros porque ha permitido ponernos en contacto con gentes que hacen lo mismo que nosotros con igual – o mayor – pasión que unos servidores lo hacen



Pero lo que más hemos hecho – y eso ya lo hemos mencionado arriba – es viajar. Desde que cumplimos dos años como bloggers hemos estado tres veces en Francia, hemos ido a Euskadi, hemos viajado a Andorra y nos hemos recorrido media Castilla y León.



Como ya sabéis si nos leéis, nos encantan los sorteos en internet – el año pasado tuvimos uno, éste no ha podido ser – y participamos en todos los que podemos. Tanto es así, y tanto va el cántaro a la fuente, que al final algún sorteo acaba tocando, y gracias a Rendez-vous  en France y Renfe-SNCF en Cooperación pudimos pasar un fin de semana estupendo de finales de agosto en la preciosísima ciudad de Aix-en-Provence. ¿Quién nos iba a decir a nosotros que acabaríamos el verano en Francia en un hotel de 4 estrellas y viajando en Primera Clase en AVE? Pues vamos… nadie. Pero el mundo de internet es lo que tiene, y a veces lo que tiene es suerte para una.



Viajar es nuestro vicio – o tal vez una de nuestras virtudes – y en estos 365 días que nos separan desde el 30 de junio de 2016 hemos viajado con amigos y familiares – algo que jamás habíamos hecho antes. En octubre nos fuimos con los colegas Albert y Alexis hasta Huesca y nospasamos la mayor parte del tiempo en Francia. En ese viaje nos pararon en la frontera la Policia Nacional, visitamos Patrimonios de la Humanidad y fuimos hasta un campo de concentración. En enero tocó viajar con familiares, y es que un hermano emigrado en Normandía y el cumpleaños de una servidora son la mezcla perfecta para que el regalo de 31 aniversario no fuera difícil: un par de billetes de avión a Francia et voilà. En pleno enero nos plantamos en Normandía y cumplimos tres de nuestros sueños viajeros: Saint-Michel, La Costa de Alabastro y las Playas del Desembarco – entre muchas otras cosas. Pero como esto de viajar no acaba nunca, y tus mejores amigos tienden a viajar a la otra punta del mundo y quedarse a vivir allí, estuvimos con nuestra grandísima amiga Anna – músico también como nosotros –  antes de que marchase a China, y fuimos hasta Bilbao, viaje en el que pudimos ir a Gaztelugatxe, uno de nuestros deseos viajeros desde los inicios de este blog. En Bilbao, además de ver cosas bonitas, nos hartamos de pinchos de tortilla y probamos el txuletón. ¡Qué maravilla! Ah… y nos topamos con una antigua amiga del instituto. Qué bonito esto de viajar.



Pero antes de continuar no debemos olvidarnos de una experiencia extrasensorial que tuvimos en enero:  comer en casa Matilde, en Tronchón. Alucinamos cuando fuimos a comer, pero alucinamos más cuando el post en el blog se convirtió, rápidamente, en el más leído de toda la historia de Los Pobres También Viajamos – y nosotros contentos que estamos de ello.



Antes de llegar al día 30 de junio todavía pudimos hacer dos viajes más. Estuvimos en Semana Santa – por fin – en Andorra y disfrutamos de su abrumadora naturaleza. Y ahora hace una semana exacta regresábamos de uno de nuestros viajes especiales del año: el de celebración de cumpleaños de Juanjo. Si nos habéis estado siguiendo por Facebook, sabréis que hemos estado por Castilla y León, y que allí, además de comer mucho muchísimo, hemos descubierto decenas de castillos, unos tantos pueblos bonitos, y hemos podido visitar – por fin también -  la catedral de la luz, la de León.



Esto ha sido todo en nuestro último año bloggero, aunque lo más importante en este ámbito es que vosotros hayáis estado ahí. Algunos lo hacéis semana tras semana, otros de tanto en tanto, muchos os pasáis por aquí esporádicamente. Sea como sea, GRACIAS por formar parte de este proyecto que es Los Pobres También Viajamos. Gracias por leernos, compartir nuestros artículos, poner un corazón a nuestras imágenes de Instagram, un pulgar arriba en nuestras publicaciones de Facebook, ver los vídeos en YouTube o, espera… ¿qué se hace ahora en Twitter? Bueno, lo que sea que se haga ahora en Twitter. Ah, y visualizar nuestros vídeos de YouTube, que no pretenden más que enseñaros lugares bonitos.

Y, sobre todo, un fuerte reconocimiento a todos aquellos que, estando en una situación precaria como la nuestra, hacen lo que les gusta por encima de cualquier cosa, sin remordimientos ni culpas. Porque la vida es nuestra y vamos a vivirla como queramos, aunque nos suponga un gran esfuerzo; somos pobres – y no es una exageración –, pero nos encanta viajar. Yo soy yo y mi circunstancia, decía aquél gran filósofo¸ y si no la salvo a ella no me salvo yo. Nuestra circunstancia es la que es y ella es la que conforma nuestra vida, así que vamos a vivirla de esta manera, hasta que podamos superarla. No hay nada mejor para evolucionar que aceptar lo que uno es; creyéndote otra cosa solo vas a frustrarte – y en el peor de los casos, fracasar.



Terminamos este post agradeciendo de nuevo vuestro respaldo, y esperamos que nos sigáis leyendo, pero por encima de todo esperamos que nuestras experiencias os ayuden a construir las vuestras propias, que para eso estamos aquí. Y ya para acabar, un video resumen de apenas un minuto de lo que ha sido este último año Blogger. Nos leemos estos próximos 365 días. ¡Saludos Viajeros!





Si te ha sido de utilidad...¡COMENTA,VALORA,COMPARTE!

Entradas Populares