Roda de Isábena, Graus y La Puebla de Roda

Nuestra última parada del roadtrip iba a ser Roda de Isábena, la localidad más pequeña de España con catedral. Después de un par de noches en el Valle de Benasque era momento de descender y desplazarnos hasta la Ribagorza y los planes cambiarían otra vez, visitando en esta ocasión la ya mencionada Roda de Isábena, Graus y La Puebla de Roda.

Tras haber visitado paisajes impresionantes, como los de Llanos del Hospital, y haber disfrutado de pueblos con mucho encanto, como Anciles, viajábamos por fin hasta el que era para nosotros uno de los puntos fuertes de nuestro viaje: Roda de Isábena. Este pueblo amurallado enclavado en la comarca oscense de la Ribagorza es célebre por ser la localidad más pequeña de España con sede catedralicia. La iglesia románica de San Vicente – hoy en día ya no es catedral – es una joya del románico que todo amante del arte y la historia debe visitar. Y eso es lo que íbamos a hacer nosotros en nuestra última etapa del viaje.
Siempre que planeamos un viaje o una escapada, a poco tiempo del que dispongamos para hacerlo, buscamos toda la información posible para aprovechar el tiempo de la mejor manera. En el caso de este breve roadtrip uno de los pocos lugares que tenía horarios de visita – el resto eran todos espacios naturales o pueblecitos – era la catedral de Roda de Isábena, por lo que tan pronto como decidimos nuestro viaje buscamos la información – siempre visitamos páginas web oficiales y nos ponemos en contacto, como fue en este caso, con las oficinas de turismo -  y nos aseguramos que el monumento podía visitarse los días que nosotros teníamos disponibles, así que configuramos la última parte de la ruta teniendo en cuenta estos datos.
Habíamos decidido hacer noche en la Puebla de Roda, capital del municipio de Isábena, ya que encontramos alojamiento económico y se encontraba cerquísima de Roda. Este pueblo no lo conocíamos para nada, pero supondría una grata sorpresa para nosotros…
Llegamos a nuestro hotel con tiempo suficiente para dejar los bártulos e irnos hasta la localidad vecina y poder visitar la catedral. En apenas 10’ se llega desde la Puebla de Roda a Roda de Isábena, tras casi 4 km de carretera que se torna serpenteante en su último tramo. En la localidad es obligatorio aparcar en las “afueras” – entrecomillo porque el pueblo es tan pequeño que es difícil distinguir que es lo afuera y lo adentro –, en un espacio habilitado para ello. Y quien quiera saltarse esta norma va a pasarlas canutas, porque entre subidas y bajadas, calles pedregosas, portales y plazuelas seguro que es una odisea conducir por el casco urbano. Y oigan, que los pueblos así, sin coches, son mucho más bonitos.


Comenzamos nuestra subida – porque en estos pueblos siempre se sube para encontrar lo interesante – y llegamos a la plaza donde se encuentra lo que antaño fue catedral. A mano derecha encontramos el templo, en frente la Hospedería. Miramos y buscamos donde está la entrada a la iglesia. Vemos una puerta con una reja pasada, nos acercamos hasta allí – quedan unos pocos minutos para que comience la visita guiada – y encontramos un papel en el que reza: hoy no habrá visitas por enfermedad. Vaya suerte la nuestra, pensamos. Menos mal que tenemos el alojamiento cerca, regresaremos mañana. Damos una vuelta por el pueblo y decidimos ir hasta Graus, para aprovechar lo que nos queda de tarde y para comprar longaniza.


GRAUS

Desde Roda de Isábena a Graus nos separan casi 30 km que haremos en media hora. La carretera es buena y al llegar a Graus no sabemos bien qué nos vamos a encontrar; sí conocemos su plaza, al menos hemos visto algo de ella en algún lugar. Dicen de ella que es una plaza muy bonita, de las más bellas de Aragón, y nosotros no vamos a ser quienes no vayamos a comprobar si aquello es cierto o no.


La Plaza Mayor de Graus data del s. XVI¸ siglo en el que la ciudad tuvo un importante desarrollo económico, por lo que la demanda de un espacio donde ubicar mercados y celebrar actos sociales era alta. En la plaza abundan los arcos ojivales, de medio punto, las casonas señoriales y un conjunto de fachadas hermosísimas llenas de coloridas pinturas. Es éste último uno de sus mayores atractivos, ya que hace de este espacio un lugar muy especial. Las pinturas que vemos hoy datan casi todas del s. XIX, pero los edificios fueron construidos en el s. XVI y son un amplio ejemplo de arquitectura renacentista aragonesa. De los edificios de la plaza, cabe destacar los siguientes:

-          Ayuntamiento: casa consistorial construida a mediados del s. XVI, cuando la economía aragonesa era pujante, por lo que la ostentación era una de las principales premisas a tener en cuenta en la construcción de los edificios. Arcos de medio punto y alerón de madera, además de la fachada de ladrillo, son los elementos destacables de este edificio.

El Ayuntamiento es el edificio a la derecha de la imagen

-          Casa Baron: debe su nombre al Barón de Conca, y cuentan que la decoración de la fachada se debe a un deseo de su mujer, de origen andaluz. Construida sobre el antiguo palacio del vicario de San Victorián, fue también palacio del Justicia de Ribagorza. La ornamentación data del s. XVIII.


-          Casa Heredia: esta casa-palacio perteneciente a la familia Heredia fue construida en época renacentista, pero se remodeló tiempo después en estilo neoclásico. Entre los elementos que encontramos representados en la fachada cabe destacar La Parábola del Hijo Pródigo, además de un bello reloj de sol. En la actualidad este edificio des la sede de la Comarca de La Ribagorza.


Junto a estas casas señoriales encontramos otras casas solariegas como son la Casa Capucho, la de Bajardí o la de Locertales, todas ellas bellamente decoradas haciendo de este lugar algo único en toda la Ribagorza.


Graus tiene otras cosas destacables además de la Plaza Mayor – y su longaniza. Conserva algún tramo de su muralla – muy poco – y puertas como las de Chinchin, Linés y Barón. También hay otras casas señoriales repartidas por el casco urbano que son de interés, pero el casco urbano no es demasiado atractivo; se trata de otra de esas localidades que vivieron años de esplendor pero que en la actualidad guardan poco de esos años de grandeza. No os voy a mentir, Graus no nos pareció un pueblo especialmente bonito, ni tampoco muy cuidado. Su plaza es digna de visita – fue declarada Monumento Histórico en el año 1975 –, sobre eso no existe discusión, pero el resto de la localidad nos dijo bien poco.
Una de las cosas que se deben hacer cuando se va a Graus es probar su magnífica longaniza. Nosotros comimos en el hotel de Castejón de Sos, así que en nuestra visita a Graus decidimos acercarnos hasta casa Aventín y hacernos con un buen surtido de longanizas de todo tipo, y seguidamente regresar a La Puebla de Roda.

LA PUEBLA DE RODA


Aprovechando que estábamos allí, y que todavía era relativamente pronto, creímos conveniente dar un paseo por el pueblo, aunque fuera ya de noche. Así, decidimos cruzar la carretera – nuestro alojamiento se encontraba en las “afueras” del pueblo – y adentrarnos en una localidad que desde fuera parecía otra localidad más de la Ribagorza. Nuestra sorpresa fue cuando nos metimos en la Calle Mayor y nos encontramos con un montón de casas tradicionales de mampostería construidas entre los siglos XVI y XIX.


A cada paso que dábamos La Puebla de Roda nos iba pareciendo más y más bonito: casas de piedra, puertas y calles abovedadas. Sin quererlo acabábamos de descubrir un bello tesoro para nosotros totalmente escondido. Querer visitar Roda de Isábena nos había permitido descubrir una localidad bellísima llena de rincones con encanto.




Era hora de cenar secallona de graus, pan con tomate y el aceite de nuestro pueblo. Al día siguiente queríamos volver a Roda de Isábena para visitar – por fin – su catedral.

RODA DE ISÁBENA



Recorremos de nuevo los casi 4 kilómetros y aparcamos, de nuevo, en las afueras de la localidad. Decidimos llegar para la primera tanda de visitas guiadas, así que poco antes de las 11 de la mañana ya estamos en Roda de Isábena. Subimos las mismas calles y llegamos a la misma plaza, nos acercamos hasta la puerta principal y nos encontramos con el mismo cartel “HOY no habrá visitas por enfermedad”. Nos damos cuenta en ese momento que el cartel lleva allí mucho tiempo, y ese hoy es relativo. Nos cabreamos un poco – bastante – porque nuestro itinerario lo hicimos en base a esta visita, y procuramos informarnos bien antes de que ésta fuera posible. Nos pusimos en contacto con distintas oficinas de turismo y en los horarios que nos facilitaron aparecían visitas guiadas todos los días. No es la primera vez que nos pasa algo así; en San Baudelio de Berlanga, en uno de esos viajes que solíamos hacer para fin de año, nos sucedió algo parecido cuando al llegar delante de la ermita nos encontramos que estaba cerrada aun y siendo horario de apertura al público. Pero nos pasó lo mismo en la misma capital, Soria, cuando nos encontramos cerrada la oficina de turismo en plenas navidades. Para nosotros no supuso gran problema porque veníamos preparados de casa con un montón de folletos que nos habían facilitado por correo postal, pero muchos otros se quedaron a las puertas del edificio sin saber qué hacer ni a dónde ir. Como comprenderéis, esto proyecta una imagen poco positiva para aquel que decide visitar lugares tan olvidados como son éstos haciendo, por lo tanto, que el olvido sea mucho más acusado.



Y hasta aquí nuestra experiencia en Roda de Isábena. Nos quedamos sin catedral, pero descubrimos un pueblo bonito y llenamos nuestra despensa de longanizas. Y esa mañana visitaríamos un templo budista, pero eso ya os lo explicamos otro día.


MÁS INFORMACIÓN

Sobre Graus existe un montón de información. Os dejamos unos cuantos enlaces para que les echéis un vistazo:

Sobre Roda de Isábena y su catedral también existe muchísima información, así que os dejamos algunos enlaces que pueden seros también de utilidad:

La longaniza de Graus la compramos en Aventín, podéis encontrar el establecimiento en el centro de la ciudad. A continuación os dejamos su página web: http://www.aventin.es/


Las otras etapas de este roadtrip son las siguientes:







Si te ha sido de utilidad...¡COMENTA,VALORA,COMPARTE!

alojamiento

Booking.com

Entradas Populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...